Make your own free website on Tripod.com
Escritos del pasado y del hoy

Home

La Razón de Nuestra Vida | Opinión sobre el Hoy | Análisis Internacional del Hoy | LAS LECCIONES DE FALUYA, IRAK | Yasser Arafat | Venezuela: el referendo revocatorio y la Revolución | Discurso del Comandante Hugo Chávez en el Pacto Andino | Calendario Peronista | 1° de Julio de 1974 | Día de la Soberanía | Don Juan Manuel de Rosas hoy | José Ignacio Rucci | Notas de Compañeros | TACUARA | Ejército de Liberación Nacional-Movimiento Peronista de Liberación ( UTURUNCOS ) | Dardo Cabo y el Operativo CONDOR | El vuelo de los cóndores | Realidad Iberoamericana y Mundial | Luchadores del Pensamiento Nacional y Popular | Norberto Ceresole | John William Cooke | John W. Cooke (Apuntes para la militancia) | Alicia Eguren | Arturo Jauretche | Jauretche: De Memoria. Pantalones Cortos | Leopoldo Marechal | Rodolfo Ortega Peña | Manuel Ugarte | Conceptos Doctrinarios | Principos de Organización Peronista | Carta de Perón a Kennedy | Carta de Perón a los jóvenes del 2000 | Perón y el F.M.I | 26 de Julio de 1952 - Evita Vive | Const. Arg. de 1949 y Const. Venezolana de 2000 | Escritos del pasado y del hoy | Doctrinarios Internacionales | Curso de Capacitación Política y Social | Escuela de Gestión Municipal | Curso de Capacitación Electoral | Vínculos | Contáctenos | Actividades 2000 | Actividades 2001 | Actividades 2002 | Actividades 2003 | Actividades 2004 | Actividad 2004 (2° parte)

Oración del Padre Mugica
Meditación en la Villa
Señor, perdóname por haberme acostumbrado a ver que los chicos, que parecen tener ocho años; tengan trece;
Señor, perdóname por haberme acostumbrado a chapotear por el barro; yo me puedo ir, ellos no:
Señor, perdóname por haberme aprendido a soportar el olor de las aguas servidas de las que me puedo ir y ellos no;
Señor, perdóname por encender la luz y olvidarme de que ellos no pueden hacerlo;
Señor, yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no: porque nadie hace huelga con su hambre;
Señor, perdóname por decirles no solo del pan vive el hombre, y no luchar con todo para que rescaten su pan;
Señor, quiero quererlos por ellos y no por mí. Ayúdame.
Señor, sueño con morir por ellos: ayúdame a vivir para ellos.
Señor, quiero estar con ellos a la hora de la luz. Ayúdame.

Instituto de Formación y Capacitación Política "GRAL. JUAN DOMINGO PERON"

Al Mediodía Anocheció!

Gráfica de periódicos; Tamaño real= 130 píxels de ancho

Allá en la tierra santiagueña, en el viejo cementerio entre unas piedras dispersas se encontró hace tiempo una lápida con esta inscripción: Chaupi Punchaupi Tutayara. Según la leyenda, tales palabras se grabaron en la tumba de un príncipe hijo del sol, muerto en plena juventud, mereciendo en grado sumo el cariño de sus súbditos: la inscripción quiere decir sensillamente A mediodía anocheció.
Acabo de recordar la frase ahora, el corazón oprimido por la angustia ante el destino de EVA PERON. Destino misterioso y profundo el de esta mujer que entró en la inmortalidad como una princesa del sol. El mediodía es la plenitud del día. Sol alto y esplendoroso derramando su fuerza creadora, haciendo brotar de las entrañas de la tierra el máximo de las potencias que en ella se encierra.
Así EVA PERON, asciende en breves años hasta el ápice de su mediodía y con cariño inconmensurable por la humanidad doliente de su patria y de más allá de la patria derrama el conjunto increíble de sus obras y acciones, todas ellas enderezadas al mismo fin: La felicidad de los más humildes, de los más olvidados, de los más desgraciados; también a su conjuro, mediante su fuerza sin limites físicos, aquilatado por un sufrimiento tremendo, EVA PERON transforma al lado de su Líder y el nuestro la fisonomía y la esencia del pueblo argentino.
Los niños, los ancianos, las mujeres, los obreros, los enfermos de la carne y el alma, los rebeldes, los sin paz interior, los escépticos, los desesperanzados, los señalados por los aciagos signos del infortunio, reciben el amor de EVA PERON hecho creaciones que perdurarán mientras perdure la vida de los pueblos.
Transcurrirá tal vez mucho tiempo para valorar las gigantescas y universales dimensiones del espíritu de EVA PERON que ahora la contemplamos sólo como un hecho nacional e histórico. Quienes hemos tenido el honor de trabajar cerca de ella sabemos que era imposible substraerse al influjo inextinguible de EVA PERON, a su singularísima captación de las necesidades del pueblo, las permanentes y las circunstanciales, a su magnético dinamismo, a su fortaleza realizadora. Subía su vida, como el sol a mediodía.
Y ahora también comprendemos por qué para ella no hubo pausa en la lucha, ni reposo alguno, ni baladí entretenimiento, ni un paso atrás ante los obstáculos de la incomprensión, de la mala fe, y hasta de la hostilidad que surgían ante ella, como surgen siempre ante los visionarios porque su personalidad evade el orden común.
Su fiebre de amor por el pueblo era contagiosa; emanaba de ella y transcurría por todos los canales de la vida argentina, haciendo surgir de la nada, esas realidades que se llaman FUNDACION EVA PERON. Ciudades Infantiles, Hogares-Escuelas, Ciudades Estudiantiles, Hogares de Tránsito, Hogares de Ancianos, Policlínicos, Escuela de Enfermeras y también la ayuda oportuna al sumergido para dignificarlo; la participación femenina en la vida política, social y gremial de la Nación incluso económica con su plan agrario todo en fin, lo que recibe hoy en beneficio el pueblo de la patria; este pueblo que antes jamás, entregó a nadie su corazón y que ahora lo ha encerrado en un solo nombre: EVITA.
Y al mediodía anocheció. Belleza, juventud, satisfacciones, descanso, todo ofrendó EVA PERON en aras de su amor por el pueblo, generado en su amor al Líder, compañero, guía y esposo. Sobre ella anocheció. Pero la hermosura del destino de EVA PERON, es la hermosura del bien.
Y lo impresionante de esta noche humana que nos atribula a todos los argentinos como la pérdida de algo propio, se compensa apenas con el convencimiento absoluto de que, hoy, mañana y siempre, EVA PERON vivirá en el amor de los humildes que son los elegidos de Dios y por eso Dios la recibirá en su seno entre el canto de los ángeles.
Dr. RAMON CARRILLO